Abren la leyenda

Por el cielo de Toledo
rueda la tormenta,
y el bulto de mi miedo
por las calles estrechas.
En las celosías
de la plaza desierta,
tiernas gotas de lluvia
abren la leyenda.
Salen a airearse
las antiguas trenzas,
y del lino y el oro
las más finas hebras.
En suspiro dormido
el gusano de seda
hila los capullos
de la blanca tristeza

LUIS FELIPE VIVANCO   Por el cielo de Toledo  (1934)













No hay comentarios:

Publicar un comentario