Puerta del Sol

Nada en el mundo me ha impresionado tanto como esta bóveda de los moros colocada en la vanguardia de África. Este signo del islamismo se alza en la parte baja de la montaña. Paso y vuelvo a pasar por este lugar como bajo la puerta de los sueños. Bocanadas del desierto se exhalan de él; el incienso y la mirra de la Meca me hacen olvidar el olor muerto del boj de El Escorial. Todo cuando se ha oído decir del genio morisco de España se fija y se alza ante uno en el umbral del islamismo. De este lado, Cristo; del otro, Mahoma. Esta pequeña puerta rodeada de casuchas españolas, tiene la frente amenazadora de un rey moro prisionero en la batalla.

Edgar Quinet. Mis vacaciones en España. 1846














1 comentario:

  1. ¡Me encanta Miguel!
    Eres genial seleccionando textos para las fotos.
    Muchas gracias por poner el enlace a las votaciones en los premios 20 blogs para Toledo Olvidado.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar