El Tajo de los poetas


¡Ese es el Tajo de Garcilaso, un río verdadero que, alborozado, extiende sus aguas como cinta de plata por las vegas toledanas. Ese es el Tajo de los poetas, de los recuerdos, de las ilusiones, de las grandezas!
Allí se ven los sotos abundosos, las huertas fértiles, los bosques poblados y ricos.
Muestran sus orillas los vergeles donde tejieron sus nidos de amor desde el romano al árabe, desde el godo al cristiano viejo. De las praderas y frondas salen aromas, cantos, trinos, arte, poesía, mágicos recuerdos…

José Ibáñez Marín  Recuerdos de Toledo  1893










No hay comentarios:

Publicar un comentario