Habéis soñado

Volvéis a ver la gran ciudad del Toledo medieval y os olvidáis de la soledad y del silencio de sus calles. Mas es una ilusión que dura pocos instantes, pues en seguida os embargan tristes pen­samientos y sólo veis el esqueleto de la antigua ciudad, la necrópo­lis de tres imperios, el gran sepulcro de la gloria de tres pueblos. To­ledo os recuerda a los sueños juveniles hechos después de la lectura de las novelescas leyendas medievales. Habréis visto muchas veces, en sueños, ciudades oscuras, rodeadas de profundos fosos, de altísi­mos muros, de inaccesibles rocas; habréis pasado sobre puentes le­vadizos; habréis recorrido tortuosas calles, llenas de maleza; habréis respirado aire húmedo de prisión y de tumba. Pues bien, habéis so­ñado con Toledo.

EDMUNDO DE AMICIS   España. Diario de viaje de un turista escritor   (1872)





















1 comentario: