Riente y dulce

Excedió Toledo a cuanto se narró de ella –es ciudad de aspecto riente y dulce—Dios la embelleció rodeando su contorno con el río Tajo y ramos de estrellas.

Ismael Imad ab-Din-Al Ayubi (Abulfeda) . Takaim al boldan (siglo XIII)






 




No hay comentarios:

Publicar un comentario