Un sueño acariciado

Yo he de volver a España, si Dios quiere. Es un sueño acariciado, que pienso convertir en realidad.
Tengo que volver a Toledo, a aquella ciudadela de trazas únicas, que tan increíblemente caracteriza el genio del país. Tengo que pasar de nuevo por sus fantásticos puentes y sumergirme en el silencio de su catedral titánica, y recorrer sus calles angostas y asomarme a la casa del Greco…

S.M. María de Sajonia, reina de Rumanía. Artículo en ABC (1928)


 






    














No hay comentarios:

Publicar un comentario