Gigantescos diamantes

El inmenso coro de madera tallada es de tan maravilloso trabajo, que un aficionado como Botschild pagaría un millón por tener de él algunos metros cuadrados: sobre el coronamiento hay flechas góticas, que parecen de filigrana, y a través de sus huecos se ven brillar los hermosos vidrios pintados de las ventanas con fantástica magia de tintas deslumbradoras como de gigantescos diamantes de mil facetas.

LUIGI ARNALDO VASSALLO   El pupazzetto spagnolo: Impresiones del viaje por España del periodista italiano Gandolín   (1887)






















No hay comentarios:

Publicar un comentario