Una ciudad de puntillas



Llegué a Toledo y posé,
contra la ley y estatutos,
siendo poeta, en mesón,
habiendo casa de Nuncio.
Vi una ciudad de puntillas
y fabricada en un huso;
que si en ella bajo, ruedo,
y trepo en ella, si subo.


 FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645) 






















No hay comentarios:

Publicar un comentario