Piedras

Toledo es la historia de España petrificada, la vida del arte hecha piedra. Debiera encerrarse en un estuche y no mudarse un solo sillar. Esas piedras envisten un alma que les da vida y esa alma es el alma española. El hombre moderno, que no entiende de arte ni de historia, no penetrará el vivir mudo, pero bullente, de estas piedras friamente cálidas, que le miran y que miran con mirada de siglos a los cadetes que remanecen por estas calles una mañana y se van tras unos cursos de Colegio, mientras ellas duran burlándose de cursos, años y siglos que pasan.


  JULIO CEJADOR Y FRAUCA. Tierra y alma española (1928)  


















No hay comentarios:

Publicar un comentario