Hasta la contemplación del ángel...

Es maravilloso pensar que quizá una ciudad tan incomparable como Toledo me resulte afín, porque en modo alguno se resuelve en lo humano, sino que, situada a la manera de un astro, tan sólo como un signo edificado con medios humanos, se alza a través de todas las dimensiones de lo visible, como una aparición que va desde la mirada del animal hasta la contemplación del ángel…

Rainer Maria Rilke. Carta a Eva Cassirer (11-1-1912)









No hay comentarios:

Publicar un comentario